CONSIDERACIONES PREVIAS

  • Los operadores necesitan adoptar una mentalidad digital e implementar tecnologías de Smart Ports para seguir siendo productivos, eficientes y competitivos.
  • Las partes interesadas del puerto pueden utilizar la tecnología para reconfigurar sus funciones básicas y mejorar las operaciones sin grandes inversiones en nuevas infraestructuras y equipos.
  • Los puertos líderes, como el de Hamburgo, ya han vinculado múltiples sistemas individuales en una única plataforma interconectada para todo el puerto.
  • El puerto de Róterdam quiere convertirse en el más inteligente del mundo, por lo que se ha asociado con IBM para lanzar una iniciativa de transformación digital.
  • El Puerto de Amberes continúa avanzando en su proyecto Smart Port, y recientemente ha anunciado que convertirá al atracadero Deurganck en un muelle inteligente.

En el último medio siglo, la industria naviera se ha reinventado una y otra vez, marcando el comienzo de la contenedorización, los grandes buques y el intercambio electrónico de datos. Sin embargo, a pesar de las mejoras, las operaciones portuarias permanecen firmemente ancladas en el pasado, dependiendo de sistemas manuales y papel.

Mientras tanto, el constante aumento del tamaño de los buques y los volúmenes de carga continúa presionando puertos y terminales, que deben seguir innovando para mantenerse al día. Los operadores en busca de una ventaja competitiva necesitan adoptar una mentalidad digital e implementar tecnologías de Smart Ports para seguir siendo productivos, eficientes y competitivos. Los puertos más progresistas están adoptando los mismos avances digitales que están impactando en otras industrias. Entre esos disruptores, se encuentran: las plataformas conectadas, los servicios basados ​​en la nube, dispositivos y aplicaciones móviles, sensores y otras tecnologías relacionadas con el Internet de las cosas, la realidad aumentada, el transporte autónomo, la tecnología de blockchain y el big data.

Al mismo tiempo, los entornos portuarios se han convertido en intrincadas redes de socios que incluyen a autoridades portuarias, terminales, líneas navieras, compañías de transporte y logística, y proveedores de almacenamiento fuera del muelle. Para ser verdaderamente efectivos, las partes interesadas deben hacer más que simplemente adoptar estas tecnologías por sí mismas. En su lugar, deben adoptar plataformas y servicios que faciliten el trabajo conjunto de los interesados, y así promover la eficiencia del ecosistema en general.

Fuente: Boston Consulting Group

El impacto de esta tecnología puede ser sustancial. En Alemania, en el Puerto de Hamburgo, por ejemplo, las iniciativas para convertirse en un puerto conectado son parte integral de un plan para duplicar la capacidad, pero no el espacio, para 2025, reduciendo simultáneamente los costes operativos para los operadores y los costes logísticos para los propietarios de la carga.

¿CÓMO SE DIGITALIZAN LOS PUERTOS?

Las tecnologías de un puerto inteligente son sistemas multisectoriales digitalizados. Las partes interesadas del puerto pueden utilizar la tecnología para reconfigurar sus funciones básicas y mejorar las operaciones sin grandes inversiones en nuevas infraestructuras y equipos. En algunos casos, las plataformas de múltiples partes interesadas también crean servicios digitales que pueden usarse como nuevas fuentes de ingresos.

La tecnología Smart incluye sistemas que soportan la infraestructura básica, así como, por ejemplo, herramientas para manejar la carga, gestionar el tráfico, tratar con aduanas, garantizar la seguridad y controlar el uso de la energía. Algunas tecnologías benefician a los socios del puerto, mientras que otras respaldan asociaciones específicas entre, por ejemplo, una autoridad portuaria y los operadores de terminales.

Fuente: Boston Consulting Group

Muchas instalaciones han adoptado una tecnología smart port u otra, pero los puertos líderes, como el de Hamburgo, han vinculado múltiples sistemas individuales en una única plataforma interconectada para todo el puerto. Este tipo de plataforma integra datos de sensores, dispositivos móviles y varias bases de datos de stakeholders. Las autoridades portuarias y sus partes interesadas utilizan plataformas en todo el puerto que mejoran las operaciones internas y pueden recopilar información en tiempo real sobre el tráfico del puerto para minimizar los cuellos de botella en los astilleros y en las puertas de las terminales. Las plataformas con funciones de geolocalización también pueden identificar a los camiones que llegan y optimizar la planificación de los volúmenes de tráfico.

Además, las plataformas interconectadas abiertas a la comunidad producen datos que los puertos pueden vender como nuevos servicios a los clientes. Los puertos con datos en tiempo real sobre el movimiento de los camiones en el interior, la carga de barcos y otras operaciones podrían ofrecer una “late gate“, que permitiría a un transportista llevar un contenedor después del horario comercial normal si las operaciones pudieran acomodarlo. Estos puertos también pueden vender los datos a compañías de transporte y logística que buscan optimizar la planificación de trayectos. Asimismo, las plataformas de todo el puerto podrían servir como base para un marketplace donde se pueda comprar, vender y compartir equipos.

Aunque se quedan fuera de las operaciones cotidianas, las autoridades portuarias son responsables del desarrollo estratégico de un puerto. Esta responsabilidad les otorga un papel central en la coordinación de las partes interesadas y en unirlas para impulsar la innovación. La adopción de plataformas para llegar a tener puertos inteligentes es fundamental para el éxito continuo de estas instalaciones y para superar la capacidad de los competidores.

LOS SMART PORTS SON FLEXIBLES

Los puertos tienen una amplia variedad de tecnologías smart port donde elegir, pero los problemas estratégicos clave que enfrentan deben guiar el proceso de selección. Por ejemplo, las necesidades de un puerto individual pueden ser impulsadas por su ubicación, función en el comercio o nivel de competencia. Las necesidades de los puertos locales cuyo comercio se limita a las zonas interiores cercanas son diferentes de los puertos intermodales donde la carga viaja desde y hacia áreas remotas por tren o barco. Del mismo modo, los requisitos de ambos difieren de los de los centros de transporte de bienes, donde la mayoría de la carga se mantiene dentro del puerto. Otros factores que influyen en las necesidades de los puertos son el tamaño, el nivel de madurez y la competencia que enfrentan los puertos circundantes:

Fuente: Boston Consulting Group

Los puertos emergentes necesitan tecnología que les facilite hacer negocios. Muchos de estos nuevos puertos compiten o intentan superar los límites de los puertos legacy. La moderna infraestructura les brinda la oportunidad de ofrecer una mayor capacidad e incorporar las tecnologías inteligentes mientras se construyen las instalaciones. Entre estas tecnologías se incluyen sistemas de comunicación portuaria y sistemas de aduana de ventanilla única que simplifican el intercambio de información. Otros sistemas que facilitan el negocio son los de control de acceso biométrico y herramientas de escaneo de carga, que agilizan el procesamiento de aduanas.

Los hubs de comercio local de las economías en desarrollo pueden beneficiarse de una mayor productividad. En muchas partes del África subsahariana, Asia y América del Sur, los puertos existentes son puertas de entrada dominantes en el comercio local hacia y desde el país o la región. Por lo tanto, es sumamente importante que estos puertos operen de la manera más eficiente posible para reducir costes y mantener competitivas las exportaciones locales. Las terminales de estos puertos deben lidiar con volúmenes de carga cada vez mayores, con lo que el tamaño de las embarcaciones también se incrementa.

Los grandes puertos de entrada intermodales necesitan optimizar el tráfico a través de los modos de transporte. Estos puertos pueden diferenciarse del uso de tecnologías smart port que gestionan el tráfico intermodal de manera efectiva para controlar la logística y los costes asociados. Cada vez más puertos lo hacen mediante la implementación de sistemas de planificación para camiones.

Los principales puertos, ubicados en importantes áreas urbanas como Shanghai, Hamburgo, Singapur, Nueva York y Los Ángeles, también necesitan operar de manera sostenible para minimizar su impacto ambiental, minimizando la contaminación, el ruido, y el tráfico. Los puertos inteligentes pueden ayudar a controlar el desgaste y el impacto ambiental del tráfico relacionado con la carga en las carreteras e infraestructuras de la ciudad y cumplir con unos requisitos de seguridad cada vez más estrictos. Entre estas tecnologías se encuentran aquellas que han sido adoptadas por los puertos de Singapur y Hamburgo para realizar el seguimiento del tráfico en las vías de acceso a los puertos. Sin embargo, otras tecnologías controlan la contaminación del aire y el agua, empleando una red de sensores, un sistema ya adoptado por el Puerto de Róterdam.

GENERANDO NUEVOS SERVICIOS Y BENEFICIOS

Aunque la mayoría de las ventajas de los puertos inteligentes son el resultado de ayudar a las autoridades portuarias y sus socios a reducir costes y operar de manera más eficiente, los sistemas también pueden generar nuevos servicios basados ​​en datos y flujos de ingresos. Tanto puertos como socios pueden vender estos servicios a una muestra representativa de clientes potenciales, incluidas las compañías de transporte en camión, los operadores de terminales, los parques logísticos y los depósitos de contenedores.

Los operadores de terminales y depósitos de contenedores de Australia fueron de los primeros en generar nuevos ingresos al ofrecer servicios digitales a, por ejemplo, empresas de transporte por carretera que se encontraban fuera de su base de clientes tradicional. Para ello, crearon sistemas de asignación de camiones que redujeron la congestión y redujeron los tiempos de rotación de horas a minutos. Al mejorar la productividad, los transportistas se abrieron a la posibilidad de ofrecer la opción de reserva moderada.

Los datos del puerto inteligente son otra fuente potencial de ingresos. Cuando esté completa, la plataforma comunitaria SmartPORT del Puerto de Hamburgo utilizará una red de sensores para monitorear la infraestructura, el tráfico y los datos de movimiento de barcos y mercancías que pueden venderse a terceros.

¿CÓMO IMPLEMENTAR SOLUCIONES SMART PORT?

El mercado está repleto de tecnologías para puertos inteligentes. Si bien muchas de las tecnologías parecen aplicables universalmente, los puertos son únicos. Por lo tanto, es fundamental escoger las herramientas que brinden el mayor valor para la inversión. Para maximizar el rendimiento, los inversores deben centrarse en un subconjunto limitado de aplicaciones siguiendo estos pasos:

Fuente: Boston Consulting Group
1.- VINCULAR UNA ESTRATEGIA SMART PORT A LA ESTRATEGIA GENERAL

La estrategia tecnológica debe encajar con la estrategia general y con los principales objetivos del puerto, la alta gerencia debe encabezar el esfuerzo, y no delegarlo al director de tecnología portuaria o al departamento de TI.

Los puertos que aún no han trazado una estrategia global pueden crear una comparando su rendimiento con la competencia, analizando las operaciones y la cuota de mercado. Este proceso debe incluir el análisis de parámetros clave como el coste total de desembarque, el coste total de las llamadas a puerto en el transporte marítimo, tarifas, productividad de los buques, costes de operación y costes de transporte terrestre. Este análisis proporcionará puntos de referencia que se pueden utilizar para comparar el coste total de mover un contenedor. Si la comparación muestra que el coste de gestión de la carga aumenta el coste total de los contenedores, el puerto puede adoptar la tecnología para mejorar la productividad. No obstante, si la principal diferencia está en un mayor coste en el almacenamiento o el transporte terrestre, funcionará mejor agregar una tecnología que mejore la congestión del astillero o la espera y el tiempo de respuesta de los camiones.

2.- IDENTIFICAR LOS PUNTOS DÉBILES 

Después de identificar las áreas que necesitan mejoras, es necesario identificar las fuentes de problemas y lagunas. La mayoría de los problemas son estructurales, relacionados con alguna operación física o de comportamiento, causados ​​por las preferencias de los usuarios del puerto al hacer las cosas.

La mayoría de los problemas estructurales están relacionados con la gestión ineficiente de la carga. Para descubrir problemas estructurales, los puertos deben determinar cómo se configuran los procesos existentes. Herramientas de diagnóstico, como estudios de tiempo y movimiento, análisis de cuellos de botella y análisis de defectos en procesos pueden desenterrar ineficiencias y generar ideas para remediarlas con tecnología.

Los problemas de comportamiento son más difíciles de resolver porque están enraizados en las acciones de las personas. Sin embargo, una investigación etnográfica, que examina las operaciones a través de los ojos de varios usuarios del puerto, puede identificar problemas de comportamiento. Esta investigación incluye la comunicación con los clientes tradicionales, con las líneas navieras y con los propietarios de la carga, así como con las compañías de logística y las compañías de transporte terrestre.

3.- GENERAR UN PORFOLIO DE POSIBLES SOUCIONES

Después de identificar los problemas, los puertos deben investigar las tecnologías smart port disponibles que podrían solucionarlos. La abundancia de posibilidades significa que hay múltiples opciones para resolver cada problema.

Para reducir la congestión del tráfico de camiones, los puertos podrían instalar sensores de carretera fijos que recopilan y comparten información del flujo de tráfico en tiempo real y se pueden usar para optimizar los algoritmos. Alternativamente, se podría también monitorear la ubicación de los camiones individuales utilizando un sistema GPS. Ambas opciones tienen ventajas y desventajas distintas que deben evaluarse y probarse para determinar qué enfoque es el más adecuado en una situación específica.

Otro ejemplo es la tecnología de reconocimiento de matrículas listas para usar, que identifica automáticamente a los camiones a medida que entran al puerto o la terminal. Dicha tecnología es ampliamente utilizada en Europa y Estados Unidos, pero no es la mejor solución para otras regiones, como India, donde los estados usan diferentes tipos de matrículas, y los camiones que transportan mercancías entre puertos cruzan regularmente las fronteras estatales. En tales situaciones, las etiquetas RFID serían una mejor solución.

Al investigar las diferentes soluciones tecnológicas, los puertos deben ver qué han hecho otros puertos para resolver problemas similares. Sin embargo, deben ser conscientes de que debido a que cada puerto tiene sus propios modelos operativos y desafíos, las soluciones que funcionan para uno pueden no funcionar para otro.

4.- DECIDIR SI COMPRAR TECNOLOGÍA ESTÁNDAR O CREARLA PERSONALIZADA

Después de decidir qué problemas abordar, cómo abordarlos y qué tecnologías podrían ayudar, un puerto debe determinar si las soluciones tecnológicas están listas para ser utilizadas, si cumplen con su objetivo o si es preferible desarrollar un sistema interno. En muchas situaciones, la tecnología existente es la opción más rápida, especialmente para puertos menos avanzados tecnológicamente.

Cuando el puerto quiere obtener una ventaja competitiva, trabajan con proveedores tecnológicos y consultores para desarrollar tecnología patentada. Crear una solución personalizada no significa necesariamente escribir su código desde cero. Es posible personalizar aplicaciones existentes de manera que se ajuste a la situación única de un puerto, y es difícil que los competidores la puedan replicar. Adquirir o asociarse con pequeñas startups digitales también es una opción.

5.- UTILIZAR UN ENFOQUE ÁGIL PARA ADMINISTRAR EL RIESGO

Adoptar cualquier tipo de tecnología smart port conlleva riesgos. El software puede tener errores. Una vez instalado, es posible que no funcione como se esperaba o que los usuarios previstos se resistan a cambiar al nuevo sistema. Instalarlo podría costar más de lo esperado, y podría no producir el ROI previsto tan pronto como se esperaba. La implementación de estas tecnologías es costosa, compleja y disruptiva, un hecho que es respaldado por las experiencias de múltiples puertos cuyas actualizaciones tecnológicas no pudieron igualar los niveles de productividad de los sistemas existentes inmediatamente. Para minimizar el riesgo, los puertos necesitan implementar nuevos sistemas por etapas, tomando decisiones cruciales después de cada paso. Es una buena idea probar primero el aspecto más arriesgado de una solución. Si funciona, es una buena indicación de que se pueden abordar los riesgos adicionales, por lo que es seguro pasar a la siguiente etapa.

Otra forma de minimizar los riesgos es utilizar el concepto de producto mínimo viable para construir la versión más pequeña posible de una solución y probarla en tiempo real antes de agregar características o usuarios. Un pequeño proyecto piloto también puede testar la disposición de los posibles usuarios de adoptar una solución.

ALGUNOS CASOS DE ÉXITO

1.- EL PUERTO DE RÓTERDAM FIRMA UN ACUERDO CON IBM

A nivel europeo, el puerto holandés de Róterdam ocupa un lugar privilegiado, con el mayor tráfico del continente, un hecho que le ha impulsado a querer convertirse también en el más inteligente del mundo. Parte de este proceso está estrechamente vinculado a la iniciativa de transformación digital que ha puesto en marcha recientemente junto a IBM.

Tras un largo camino, la industria del transporte marítimo está apostando fuerte por la innovación, que actualmente pasa por los buques conectados y autónomos que son capaces de comunicarse entre ellos para evitar una colisión. Y el puerto de Róterdam aspira a acoger embarcaciones de este tipo para el año 2025.

Para prepararse, están mejorando sus instalaciones con la introducción de la tecnología del Internet de las Cosas e IBM Cloud. Gracias a los avances en IoT de la multinacional, se creará una réplica digital exacta del puerto que reflejará con precisión todos sus recursos, movimientos portuarios, infraestructura, climatología, ubicación geográfica y datos sobre la navegación. Esto permitirá a la Autoridad Portuaria saber cómo pueden mejorar sus operaciones, manteniendo los mismos estándares de seguridad.

La instalación recibe más de 140.000 buques cada año, un proceso que requiere una gran coordinación e involucra a diferentes actores. Con el nuevo panel digital, el puerto será capaz de visualizar la actividad de cada uno de ellos e incrementar el volumen de mercancía que gestiona.

Además, podrá reducir hasta en una hora el tiempo de atraque, lo que supondrá un ahorro de unos 80.000 dólares (65.268 euros) para los operadores y permitirá al recinto portuario admitir más buques cada día.

Uno de los primeros cambios que implementará el puerto será la introducción de sensores IoT, inteligencia aumentada y datos inteligentes sobre el tiempo, que medirán aspectos como la temperatura ambiente, la velocidad del viento, la humedad, y la turbiedad o salinidad del agua, así como el nivel del mar, las mareas y las corrientes.

Esto permitirá al puerto calcular la altura admisible para los buques o determinar si podrán acceder con facilidad a los muelles. También tendrá un impacto positivo en los costes, la seguridad de la carga y el consumo de combustible.

2.- EL PUERTO DE AMBERES CONVERTIRÁ A DEURGANCK EN “MUELLE INTELIGENTE”

El Puerto de Amberes continúa avanzando en su proyecto de Smart Port, y recientemente ha anunciado que convertirá al atracadero Deurganck en un “muelle inteligente”.

A través de un comunicado, el Puerto de Amberes indicó que el atracadero, que mueve cerca de 9 millones de TEUs anuales, será transformado en un muelle inteligente, integrando un bote de sondeo automático para aumentar la eficiencia en las actividades de mantenimiento y recibimiento y traslado de carga. Piet Opstaele, gerente de habilitación de innovación para la Autoridad Portuaria de Amberes, explicó que:

De esta manera, para mejorar los procesos en el Puerto de Amberes, los buques que llegan al puerto ahora tienen asignado un número de atraque específico en el muelle. La Autoridad Portuaria de Amberes equipará al muelle con cámaras y sensores para verificar automáticamente si el buque está correctamente atracado.

Al respecto, Opstaele comentó que “puede compararse con un automóvil que ingresa en un estacionamiento de pago donde hay espacios de estacionamiento designados. Si se estaciona fuera de los límites de su espacio asignado, no solo ocupará una, sino dos, lo que reducirá la capacidad total del aparcamiento. Lo mismo se aplica a los barcos que ‘aparcan’ junto al muelle”.

Si no se mantienen dentro de los límites de su ‘espacio de estacionamiento’, entonces esto reduce la capacidad de atraque del muelle. Los dockmasters de la Autoridad Portuaria comprueban que cada barco esté atracado correctamente, pero si el barco ya está amarrado, es demasiado tarde: maniobrar un barco para colocarlo correctamente lleva tiempo y dinero, lo cual se prefiere evitar.

El puerto inteligente a su vez forma parte de la Capital of Things que fue lanzada el año pasado por la ciudad de Amberes en colaboración con la Autoridad Portuaria, la Universidad de Amberes y el especialista en innovación IMEC.

BIBLIOGRAFÍA

  • BOSTON CONSULTING GROUP. To Get Smart, Ports Go Digital. 11 de abril de 2018 [consultado 14-05-2018]. Disponible en: https://www.bcg.com/en-es/publications/2018/to-get-smart-ports-go-digital.aspx
  • IBM. Puerto de Rotterdam colabora con IBM Internet of Things para digitalizar operaciones y construir el puerto inteligente y conectado del futuro. 6 de febrero de 2018 [consultado 15-05-2018]. Disponible en: https://www-03.ibm.com/press/mx/es/pressrelease/53691.wss
  • PORT TECHNOLOGY. Port of Antwerp Develops Smart Dock for Container Ops. 27 de marzo de 2018 [consultado 15-05-2018]. Disponible en: https://www.porttechnology.org/news/port_of_antwerp_develops_smart_dock_for_container_ops